VAC Arquitectura
Portal de Arquitectura de la Comunidad Valenciana

 Piscina cubierta climatizada “Carrús”.

Piscina cubierta climatizada “Carrús”

 
Ubicación: Calle Victoria de Kent. Elche
Arquitectos: Antonio Macia Mateu, Jorge Soliva Gasa, Diego Serrano Seller, Agustín Soler García
Dirección de obra: Manuel Illán Serrano, Caridad Hernández-Tristán
Estructura: Agustín Soler García
Dirección ejecución: José Vicente Carpena Ortega, Elena Rogel Ruíz
ESS-coordinación SS: Francisco Rodríguez Navarro
Constructor: UTE IlidexsaVias y construcciones S.A.
Ingenieros: María Amorós, José M. Vidal Coves
Promotor: Excmo. Ayuntamiento de Elche
Presupuesto: 2.875.590,05 €
Superficie construida: 3.562 m2
Año: 2007
Fotografías: David Frutos

El objetivo principal de la propuesta tiene una clara vocación urbana y de revitalización del barrio Carrús Este (zona ladera rio). La arquitectura como activador social. La necesidad de fusión entre el propio edificio y el entorno público que lo rodea. Es por ello que la entrada principal se sitúa en una plaza semipública, prolongación y ensanche de la calle hacia el interior del edificio.

Condiciones de diseño bioclimático.
Hablar de diseño bioclimático es hablar de iluminación y ventilación natural, confort térmico, ahorro de energía,… aprovechar de las condiciones naturales del entorno y minimizar las artificiales. Se estudia el empleo de pieles reflectantes para conseguir estos objetivos.

Condiciones de ahorro energético.
Pieles reflectantes. El volumen exterior que abraza la zona de vasos y playas de las piscinas está formado por dos pieles. Una exterior, permeable construida con planchas de aluminio natural perforado que reflejan los rayos solares. Este recinto genera un espacio que funciona como una cámara permanentemente ventilada, pues la piel de aluminio esta perforada, lo que permite controlar de forma natural, las condiciones térmicas de su interior provocando gradientes térmicos de 9 ºC como máximo.

Imagen cambiante del edificio.
Por el día y desde el exterior, el edificio se aprecia como un gran volumen ciego, de planos perfectamente definidos, como si fuera una gran roca tallada, todavía por el día pero situados en el interior del edificio y observando el exterior, la piel de aluminio desaparece.
Por la noche y desde el exterior el efecto es justo el contrario, a medida que se acerca la noche, la intensidad de la luz natural disminuye, aumentando la de la luz artificial del interior, desvaneciéndose la piel de aluminio hasta dejar al descubierto la piel interior.

Todos los derechos reservados © VAC Arquitectura 2012.
Los derechos de las fotografías pertenecen a los fotógrafos especificados en cada artículo o a VAC Arquitectura, y no pueden ser reproducidas por ningún medio sin la autorización explícita de estos. Aviso legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies