IES Jaume I

IES Jaume I

 
Ubicación: Avenida Albaida, 23. Ontinyent
Arquitecto: Ramón Esteve Cambra
Arquitectos colaboradores: María Daroz, Olga Badía, Rubén Navarro, Catherine Genet
Colaboradores: Juan A. Ferrero, Rafael Esteve, Angels Quiralte, Silvia M. Martínez, Annia Povloska, Patricia Campos, Tudi Soriano
Arquitecto técnico: Emilio Pérez Toledo
Constructor: BM3 Obras y Servicios S.A.
Jefe de obra: Jorge Martínez
Promotor: CIEGSA (Construcciones e Infraestructuras Educativas de la Generalitat Valenciana S.A.)
Superficie construida: 12.200,26 m2
Año proyecto: 2005
Año construcción: 2010
Fotografías: Xavier Mollà

Partiendo de unos condicionantes muy definidos, como son la orografía del terreno, la geometría irregular del solar y la complejidad del programa, se proyecta un conjunto de cinco volúmenes relacionados entre si, que albergan la totalidad del programa, definiendo un espacio exterior propio.

Los volúmenes son blancos, de prefabricados de hormigón, y se ubican de forma alterna siguiendo el eje que marca el edificio principal, de manera que se crean unas zonas acotadas por la arquitectura propia del centro y la vegetación. Así se disponen armónicamente en la parcela las zonas deportivas, la zona de juegos, la huerta, la zona de vegetación, el aparcamiento y la zona reservada para la ampliación.

El edificio principal actúa a modo de eje que ordena todo el conjunto, albergando las zonas comunes y articulando los diferentes volúmenes a través de porches y conexiones de vidrio.

El edificio principal y el edificio de ESO se conciben como una masa compacta horadada en vertical por patios coloreados que constituyen una fuente de iluminación y desahogo. Estos patios permiten ubicarse y tener una referencia dentro de este volumen lineal de gran longitud a la vez que aportan dinamismo en el recorrido interior y enriquecen los espacios.

Los otros volúmenes que conforman el centro son el gimnasio y los talleres, presentan una tipología propia de nave industrial, espacios de grandes luces y gran altura, que se proyectan como masas compactas y ciegas que ventilan y se iluminan a través de grandes rasgaduras practicadas en la cubierta.

Se crea un esquema de planta donde las piezas se funden dando lugar a un conjunto homogéneo en su concepción y tratamiento arquitectónico.