VAC Arquitectura
Portal de Arquitectura de la Comunidad Valenciana

 Estación de tratamiento de agua potable.

Estación de tratamiento de agua potable de Benidorm

 
Ubicación: Partida Tolls. Benidorm
Arquitecto: Otxotorena Arquitectos S.L.
Colaboradores: Gloria Herrera, Juan González, Pedro Palencia
Superficie construida: 8.884,00 m2
Año proyecto: 2010
Fotografías: Pedro Pegenaute

La propuesta atiende a la demanda recibida para incidir en las obras de remodelación y puesta al día de la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Benidorm: en primer término, para obtener una mejora funcional de los edificios que componen la planta, completando el programa establecido en origen con vestuarios, aseos y otros espacios necesarios en el área de control y gestión; y, en segundo lugar, la integración ambiental y una mejora específica de la imagen global del complejo construido, marcado por su aspecto masivo e industrial.

El planteamiento quiere atender a las indicaciones de las instancias técnicas municipales en el sentido de que las citadas obras no sólo debían ocuparse de la eficiencia técnica de la nueva instalación, sino también de su impacto visual y medioambiental, habida cuenta de su notable presencia e incidencia en la calidad perceptiva del entorno urbano. La propuesta se ha ido definiendo a lo largo del curso de las obras, en un intenso proceso de interlocución con los diversos actores de la operación. De hecho, el diseño resulta de un esforzado proceso de discusión de alternativas orientado en todo momento a la elección de las acciones más operativas e idóneas desde todos los puntos de vista.

El proyecto se ha decantado por una serie de soluciones que tratan de atender al mismo tiempo a su solvencia, su eficacia y calidad visual, su economía y su facilidad de incorporación al curso de la ejecución de las obras sin interferir en su marcha. E incluye dos tipos de acciones diferenciadas relacionadas con los grandes ingredientes del problema: en primera instancia, el rediseño del edículo de control, con la revisión de su programa de espacios y usos, y de la envolvente externa del conjunto de dos volúmenes que compone junto con el contiguo, destinado a explotación y gestión; y, en segundo término, la incorporación general de elementos de revestimiento, vallado y cobertura visual de diversos elementos de la instalación, en toda la extensión del complejo, al efecto de atenuar su imagen industrial y eventualmente descuidada.

Tras barajar diversas opciones, y en atención a la operatividad de las soluciones planteadas, se parte de una revisión de las alturas que lleva a dejar en dos las plantas del edificio de oficinas situado sobre el plano de cubierta de los depósitos. Este es el edificio que experimenta un rediseño más intenso, que arranca de la reconsideración de la planta y de los elementos de acceso y comunicación vertical. Se trataba de no afectar a su estructura sustentante, cuya construcción ha ido por delante en el proceso de obra. De hecho, este fue un condicionante fundamental. Por lo demás, se optó por un cerramiento envolvente de panel de chapa de tono metalizado, llamado a imprimir al volumen un aspecto de ligereza, sofisticación, elegancia y modernidad. Se trabaja asimismo sobre los huecos y aperturas al exterior, puntuales o panorámicas, de manera que actúen en su caso como miradores sobre el conjunto de la instalación, con el eventual acompañamiento de aleros y dispositivos de protección solar, sensibles a las orientaciones de las fachadas.

Por lo que respecta a la incorporación de otros elementos de revestimiento, vallado y cobertura visual en la instalación, había que partir sin duda de una atenta consideración de la entidad de los volúmenes cuya presencia visual se trataba de matizar. Venían a ser unas masas enormes de aspecto visual más bien tosco y descuidado. Y, por supuesto, se imponía aquilatar las decisiones relativas a su eventual manipulación, habida cuenta de su inevitable extensión y de la consiguiente repercusión presupuestaria.

Destaca la relevancia de uno de los alzados longitudinales del conjunto que, en consecuencia, enseguida se convirtió en el asunto a tratar con prioridad. Se entiende, en todo caso, la necesidad de soluciones económicas y adecuadas a la especialísima escala del caso; y, además, sencillas y asequibles tanto desde el punto de vista conceptual cuanto atendiendo a su fabricación y condiciones de montaje, así como a sus ulteriores exigencias de mantenimiento. De ahí la opción por un sistema simple y flexible de revestimiento modular, que parte de un patrón susceptible de ser repetido sobre diferentes superficies y con diversas alturas, según las necesidades de cobertura relacionadas con los volúmenes a ‘tapar’ en cada caso. La base es una sencilla estructura metálica, sobre una cimentación elemental de hormigón armado; dicha estructura hace de soporte para un plano plegado de chapa de acero; y éste, de tono metalizado, se perfora con un dibujo tramado de agujeros circulares de proporciones importantes que le proporciona un grado de transparencia moderado.

Todos los derechos reservados © VAC Arquitectura 2012.
Los derechos de las fotografías pertenecen a los fotógrafos especificados en cada artículo o a VAC Arquitectura, y no pueden ser reproducidas por ningún medio sin la autorización explícita de estos. Aviso legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies