El refugio inteligente

El refugio inteligente

 
Ubicación: Serra d’Espadà. Castellón
Arquitecto: NOEM
Superficie: 96 m2
Año construcción: 2014

Una pareja que tras una larga vida laboral empieza a priorizar el tiempo compartido con amigos y el contacto con la naturaleza son los propietarios de este Refugio Inteligente. Durante años soñaron con un pequeño refugio en su terreno de la Serra Espadà y un día decidieron que lo harían con una construcción modular, prefabfricada y en madera para que el proceso fuera rápido y limpio, y la eficiencia energetica y el confort máximos.

La construcción se ha definido como un lugar para compartir ratos de ocio disfrutando del paisaje, un mirador a la Serra que se extiende a partir de la finca, y una casa moderna de uso y mantenimiento sencillo que se controla domóticamente desde un dispositivo móvil.

La orientación S-SE maximiza el confort térmico en invierno, y la profusión de protecciones solares permite asegurar el disfrute en la temporada estival.
La propuesta de diseño arquitectónico destaca por su simplicidad y por la presencia de un marco metálico que delimita las zonas cubiertas y aporta la dosis justa de diseño al conjunto. Un volumen definido a partir de los usos y costumbres de los ocupantes, con máxima accesibilidad, y con aberturas que privilegian el disfrute de las vistas. Instalaciones anexas a la vivienda (piscina, barbacoa, zona de aseo y de stock) complementan la construcción principal y permiten multiplicar las posibilidades de recibir, disfrutar y dar servicio a sus ocupantes.

Esta casa de diseño prefabricada se ha diseñado a partir de dos módulos de madera contralaminada y una terraza que aprovecha la estructura metálica diseñada para proyectarse hacia el paisaje.
Uno de los módulos es la zona de instalaciones, y concentra los equipos en uso y la zona de baño y cocina. En el segundo módulo se optimiza el diseño para disponer de una planta diáfana que crece hacia la terraza para adaptarse a cualquier uso.

La madera y aislantes locales favorecen la minimización de la huella de CO2 de la vivienda, y el cuidado de las emisiones de pinturas y materiales de instalaciones y revestimientos interiores permiten clasificarla como una casa sana, pasiva, ecologica y bioclimatica. Las estrategias pasivas de climatización, las luminarias LED y el sistema de ventilación doble flujo consiguen minimizar el gasto energético de la vivienda y asegurar el confort térmico.

La domotización de las instalaciones y el uso de puntos de luz con tecnología radio disminuye drásticamente las necesidades de cableado y permite tener control y información a tiempo real del uso de la casa domotica desde el dispositivo móvil del propietario.