Edificio de Laboratorios y Departamentos UMH

 
Ubicación: Campus de los Desamparados de la Universidad Miguel Hernández. Orihuela
Arquitectos: Subarquitectura, José María Torres Nadal
Constructores: UTE ECISA S.A., COMSA
Promotor: UMH – Universidad Miguel Hernández
Superficie: 1.954 m2
Año concurso: 2004
Año construcción: 2008
Fotografías: Juan de la Cruz Megías

El edificio está situado en el Campus Universitario de los Desamparados, en Orihuela, Alicante, junto a huertos de limoneros, que irán desapareciendo para dejar paso a los futuros edificios del Campus. Ahí las condiciones climáticas son extremas, llegando incluso a alcanzar temperaturas de 40ºC en verano, acompañado de escasez de lluvias durante todo el año, e inviernos fríos y secos.

Laboratorios y departamentos se agrupan mediante una estructura de anillos enlazados, que encierran en su interior un sistema patios a diferentes alturas.
Cada uno de estos anillos se componen exteriormente de tres franjas de plástico blanco: la inferior, en contacto con el suelo, semi-trasparente y porosa, compuesta por una rejilla de fibra de poliéster, permite las vistas hacia el exterior cuando estas sentado, trabajando.

La banda intermedia, opaca y tecnificada, realizada con una membrana impermeable de poliuretano proyectado conduce interiormente todo el prisma de instalaciones, electricidad, gases, aire acondicionado, saneamiento, y agua.

La franja superior, más difusa y ligera, de malla de polietileno, propia de los invernaderos, regula la atmosfera interior generando sombra y reduciendo la radiación, como una gran nube.

Desaparecen los pasillos y los patios se convierten en espacios comunes a través de los cuales se accede de manera directa a los laboratorios.En estos semi-interiores tecnificados, las condiciones de luz, humedad y temperatura, se modifican localmente mediante un sistema de nebulizadores en verano, e infrarrojos en invierno.

Para establecer una visión directa del exterior, cada uno de ellos incorpora dos huecos grandes que facilitan la ventilación cruzada, y dos árboles tropicales contribuyen a la sensación de confort y de espacio domesticado.