VAC Arquitectura
Portal de Arquitectura de la Comunidad Valenciana

 Centro de Educación e Innovación Infantil.

Centro de Educación e Innovación Infantil

 
Ubicación: Parque tecnológico de Paterna. Paterna
Arquitecto: FOURSQUARE ARCHITECTS, Ana García Sala
Arquitecto técnico: Miguel Abellán
Promotor: Fundación para la Innovación de la Infancia de la Comunidad Valenciana
Superficie: 3.720 m2
Presupuesto: 4.600.000 €
Fotografías interiores: Consuelo Chambo
Fotografías exteriores: Javier Fuente, Luis Millet

ARQUITECTURA Y EDUCACIÓN EN EL PARQUE TECNOLÓGICO

La iniciativa surge por la densidad de empresas que se han ubicado en el Parque en estos últimos años. Teniendo en cuenta la media de edad de los trabajadores, con una importante presencia de la mujer, las necesidades y ventajas de cubrir este servicio, se hacen evidentes, como la reducción de faltas de asistencia al trabajo, la prolongación de la lactancia materna y una mayor colaboración Escuela-Padres.

Tras este análisis, se pretende cubrir dos necesidades:

– La demanda existente para una guardería laboral infantil

– Aumentar las actividades divulgativas de I+D+I, dando a la innovación el carácter de cultura colectiva a partir de la infancia.

Desde el punto de vista funcional, la organización del centro infantil se plantea desde el desarrollo pedagógico de los niños, por lo tanto, el edificio se configura y distribuye atendiendo las necesidades específicas de los niños en las distintas edades.

COMPOSICIÓN

La composición está basada en dos objetivos, el pedagógico y el ecológico.

El edificio busca la relación con los niños, integrando la arquitectura no como un mero contenedor, sino como un componente emocional en su educación.
La consigna es generar espacios y oportunidades para la creatividad, el edificio pretende transmitir sensaciones desde el interior y desde el exterior, crear espacios diferentes que inciten a curiosear, llamar la atención de los que residen en él.

El color y el material son protagonistas en el proyecto, estimulan, se hacen ver y dan frescura. Las formas redondeadas, las curvas son atractivas, invitan a la exploración, permiten acercarse a ellas, con suavidad, paramentos tangentes, sin aristas, buscando la seguridad de los niños.

Desde el punto de vista ecológico, se busca el menor impacto de huella ecológica y de carbono. La elección de la cerámica como material de fachada favorece esta intención por las características del material y la cercanía de su producción.
Las fuentes de energía que se utilizan son la geotermia y la solar con placas solares en cubierta.
En el interior suelos de resinas, con suelos radiante y refrescante, y ventilaciones con recuperador de calor para conseguir un aire interior de calidad.

El conjunto se compone de cinco bloques cilíndricos de fachadas serenas, coloreadas por el revestimiento cerámico, cada uno de los bloques tiene un color con cuatro tonos, de modo que aparecen distintas tonalidades que junto a la reflexión del material confieren un movimiento visual del conjunto en función de la luz ambiental.

Este cerramiento de fachada esta compuesto por un revestimiento cerámico porcelanico, de piezas rectas de 13,5×55 cm y piezas curvas de 13,5 de ancho y un radio de curvatura de 85cm, para la realización de la curva superior e inferior, colocadas sobre guías con grapas de aluminio, mediante ranuras en las piezas cerámicas realizadas ‘in situ’, las guías están colocadas sobre un panel sándwich de aluminio y lana mineral soportado por una estructura metálica de montantes y correas.

La cerámica es porcelanico esmaltado que se obtiene mediante extrusión y monococcion a 1195ºC, con ciclos de cocción estudiados cuidadosamente para poder dar el grado de curvatura adecuado al proyecto. Los esmaltes utilizados son para altas temperaturas y han sido coloreados con pigmentos dispersables para lograr la gama de tonos deseados, dándole, así, una gran profundidad a la pieza. La cerámica ha sido realizada por la empresa Natucer SL. y suministrada por M2 Proyectos.

FUNCIÓN

Inspirado en pedagogías como las de Montesori y Reggio Emilia, el espacio que se crea es parte del modelo pedagógico del centro.

Cada uno de los bloques contiene un uso, el bloque de bebes tiene espacios para la lactancia materna, el de niños de dos a tres años contiene una rampa que fomenta el desarrollo de la psicomotricidad y el bloque central se destina a usos comunes como el comedor de los mayores y la piscina climatizada con agua de distintos grados de salinidad.

Las distribuciones interiores se realizan con tabiques curvos, de modo que no aparezcan esquinas.

Los bloques cilíndricos quedan unidos por un patio cubierto. Interior y exterior cambian dependiendo de la hora del día, de la estación del año y del clima.

Todos los derechos reservados © VAC Arquitectura 2012.
Los derechos de las fotografías pertenecen a los fotógrafos especificados en cada artículo o a VAC Arquitectura, y no pueden ser reproducidas por ningún medio sin la autorización explícita de estos. Aviso legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies