Casa Mariam

Casa Mariam

 
Ubicación: Bétera
Arquitecto: Antonio Altarriba Comes
Arquitecto técnico: Antonio Mansilla Arrazola
Colaboradores: David López, María Salinas, David Capintero
Superficie: 510 m2
Año construcción: 2013
Fotografías: Diego Opazo

La vivienda surge como respuesta al solar donde se asienta, con la parte sur en el interior de la parcela y la norte dando a la calle. Conceptualmente hablando se compone de un volumen para la zona de día en planta baja, vestido exteriormente con revoco blanco para las zonas traseras, y madera para las delanteras, y otro volumen para la zona de noche situado en la planta superior, revestido de piedra filita, que se apoya en el volumen inferior y vuela en el lado sur y oeste.

Los dos volúmenes se conectan entre sí a través de un vaciado que permite una relación espacial de la planta inferior con la superior, y es donde se sitúa la escalera. Se pretende eliminar todo tipo de barreras visuales y que se signifique mucho esta intersección, este vacío, por lo que la escalera y la pasarela que ocupan este lugar se materializan a través de elementos ligeros, acero, vidrio y madera, que permiten un reconocimiento directo del espacio.

La propuesta pretende dividir los usos de la vivienda en zona de día en la planta baja, siempre conectada al jardín a través de grandes cristaleras que permiten fundir el interior con el exterior, y zona de noche para la planta superior donde se sitúan los tres dormitorios, dos que comparten un baño, y el dormitorio en suite que está provisto de una doble orientación y “vuela” sobre la piscina.

El volumen de planta baja, por sus dimensiones también es perforado por un vacío que conecta con la planta sótano, y hace llegar la luz a todos los puntos interiores de la vivienda.La planta baja cuenta con tres bandas, la lateral sur, que da directa al jardín y piscina que cuenta con el salón-comedor-cocina, todo diáfano y conectado entre sí, la central que es donde se sitúa la escalera y el patio, y la lateral-norte que es donde está la lavandería, un aseo y una habitación de invitados en suite.

El conjunto se remata con la piscina, que tiene toda la dimensión del lado oeste del volumen inferior, y que aparte de realizar las funciones habituales , se concibe como un elemento arquitectónico y lámina de agua que recibe a los visitantes y te guía hasta la entrada de la casa.