VAC Arquitectura
Portal de Arquitectura de la Comunidad Valenciana

 Casa de la Música i la Dansa.

 
Ubicación: Calle Les Corts, entre Calle Millars y Calle Molí Font. Les Alqueries
Arquitectos: V58 (Guillermo Font Sánchez-Cortés, Joana Maymó Veny)
Arquitectos técnicos: MAQLA (Emilio Llobat Guarino, Jose J. Domínguez Talamantes)
Constructor: Grupo G&C
Ingeniería: MAQLA (Alfonso Llobat Guarino)
Estructura: Luis Bozzo
Prefabricados de hormigón de fachadas: Hervás
Climatización: Fryón
Promotor: Pont del Mediterrani UTE y Ajuntament de Les Alqueries
Superficie construida: 1.026 m2
Presupuesto: 1.591.732 €
Año proyecto: 2006
Año construcción: 2008
Fotografías: Guillermo Font Sánchez-Cortés

La manzana objeto de la intervención queda ubicada en un entorno de tipología residencial de nueva urbanización. La parcela destinada al edificio ocupa su mitad norte y presenta una geometría rectangular de 76 x 33 metros. El principal acceso rodado a la parcela se produce desde una calle que atraviesa el pueblo en sentido este-oeste. La manzana se completa, al sur, con un vacío urbano destinado a una gran zona verde pública.

La “Casa de la Música i la Dansa”, con unas dimensiones y una volumetría contundente resuelta en hormigón visto, extiende sus límites hasta asomarse a todas las calles posibles. Al compactar el volumen en su cara norte, la implantación deja libre un espacio al sur hacia el que se vuelca el programa del edificio, ampliándose de este modo los límites visuales de la propia parcela.

La mayor parte del programa se organiza en planta baja mediante dos volúmenes bien diferenciados. Uno de ellos, longitudinal y más bajo, responde a la alineación de la calle y aloja casi todas las aulas. El otro, más alto, lo atraviesa perpendicularmente y contiene la estancia más singular del proyecto: la sala de ensayo de la banda municipal. El edificio se estira en su extremo-este hasta que el forjado se convierte en unas líneas de estructura que tamizan la luz y definen un doble acceso exterior entre muros.

Las estancias interiores se abren al espacio verde inmediato permitiendo que sus actividades se desarrollen también en el exterior. Se proponen diferentes espacios exteriores para potenciar esta relación dentro-fuera: los porches como espacios de transición hacia el sur, una gran plataforma que se proyecta desde el interior a modo de escenario al aire libre, el espacio verde convertido en jardín al quedar vallado, y el patio interior junto al vestíbulo.

La imagen exterior del edificio la proporciona el hormigón visto como material único. La estricta modulación en fachadas y planta, posibilita el empleo de sistemas prefabricados tanto en los cerramientos verticales (doble placa exterior definiendo un sistema “sandwich”) como en los forjados (prelosas aligeradas pretesadas). Dentro del edificio, buscando mayor calidez para las estancias interiores, los muros se revisten de tableros de OSB y tableros fenólicos. El color cobra aquí gran importancia y las diferentes texturas de ambos materiales contrastan con la austeridad del hormigón que únicamente se asoma al interior junto al acceso.

La luz natural es la gran protagonista. Durante el día, invade todos los rincones del edificio. Por la noche, la “Casa de la Música i la Dansa” se transforma en una gran lámpara habitada. Discreto por el día, el edificio se vuelve exhibicionista cuando anochece.

Todos los derechos reservados © VAC Arquitectura 2012.
Los derechos de las fotografías pertenecen a los fotógrafos especificados en cada artículo o a VAC Arquitectura, y no pueden ser reproducidas por ningún medio sin la autorización explícita de estos. Aviso legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies